¿Cómo proyectan los restaurantes las fotos de sus platos?

29 jun 2016

Satisfacer a nuestro estómago es una de las actividades a la que dedicamos mucho de nuestro tiempo. En algunas ocasiones está motivado por los impulsos  que enviamos desde nuestro cerebro, cuando observamos un plato en el que encontramos una vianda que motiva subsidiariamente al resto de nuestros sentidos. Nos dejamos llevar por multitud de sensaciones que nos provoca esa imagen e irresistiblemente caemos en la tentación, casi irracional, que amplifica el deseo de comerlo.

El surgimiento y desarrollo de las web y redes sociales lleva parejo la publicación de fotos de multitud de platos, con los que se pretende incentivar a los usuarios en la elección de un restaurante concreto. En este punto es donde los criterios de sus gestores se muestran de una forma evidente, publicando fotografías de cuestionable calidad que desmerecen las maravillas de un plato, o aquellos que se inclinan por una buena imagen, pareja a la proyección de su establecimiento en esas herramientas.

La comida es algo muy deseable y en función de cómo se muestre puede provocar repulsión. Una fotografía realizada desde un móvil y deficientes condiciones de luz, no es la más adecuada para motivar a nuestros sentidos.  Un profesional de la fotografía gastronómica, siempre tiene en cuenta el estilo de cocina, el cliente habitual y la estética del restaurante para ambientar el bodegón del plato a fotografiar y proyectar de una forma correcta la imagen del establecimiento. Se podría decir que sabe interpretar con su foto el sabor del plato y su perfil bueno, con el aspecto esencial de una comunicación fluida con los responsables del restaurante y su implicación en la sesión fotográfica.

También encontramos profesionales de la restauración que entienden que las fotografías que realizan sus clientes, pueden desvirtuar sus creaciones. Por ello no permiten fotografiar sus platos para conseguir que sus comensales concentren toda su atención en saborear sus platos y vivan intensamente la experiencia de sus propuestas.